NO al cierre de BOSCH

Es la segunda planta de la multinacional alemana que pretende cerrar en menos de un año en Catalunya, primero BOSCH Castellet y ahora BOSCH Llica.

Esta decisión empresarial deja a más de 600 familias en la calle. La empresa ha tenido más de 1900 millones de euros de beneficios en 2020 pero quiere trasladar las producciones de ambas plantas a Serbia y Polonia respectivamente. Una empresa que se define a ella misma como social prefiere maximizar beneficios y no tiene ningún escrúpulo en anunciar un cierre inmediato y dejar después de 30 años a sus empleados en la calle.  Todos los partidos políticos han declarado el apoyo a los trabajadores, es necesario algo más que una foto.

¡¡Necesitamos intervención para que no deslocalicen BOSCH! NECESITAMOS POLITICAS INDUSTRIALES!! Desde UGT FICA CATALUNYA nos preocupa la desindustrialización del sector automovilístico y destrucción de la economía con la indiferencia de los gobiernos. Es necesaria una mesa de Industria en Catalunya donde participen las empresas, agentes sociales y gobiernos para evitar la huida de las empresas.